¿Qué pasaría si pudiéramos saber cuándo deben repararse o reemplazarse los componentes de una aeronave? Con una recolección continua de datos, una monitorización y una aplicación de técnicas analíticas avanzadas, es posible conseguirlo. El mantenimiento predictivo de aeronaves brinda la posibilidad de aumentar fiabilidad y mejorar la eficiencia operativa y logística.

Los sensores pueden ver, escuchar y sentir mucho más que nunca, y ofrecen millones de datos a analizar. A modo de ejemplo, el avión Boeing B787 genera una media de 500GB de datos en cada vuelo. Otro dato interesante es que el modelo Airbus A380 tiene instalado más de 25.000 sensores de captación de información, así como algunos motores de GE, que recogen hasta 5.000 datos por segundo.

Ante este escenario de datos, ¿por qué la industria no deja de lado el mantenimiento reactivo o programado y empieza a realizar mantenimiento predictivo? Para poder afrontar este cambio, primero deberán recolectar grandes cantidades de datos, y es que hasta el momento muy pocas organizaciones MRO le han dado importancia a los millones de datos generados diariamente. En este terreno, son los fabricante de aeronaves, motores y sistemas los que llevan la delantera en sus procesos de diseño y fabricación. A continuación, un ejemplo de lo que un MRO puede llegar a hacer con el Big Data :

https://www.youtube.com/watch?v=7TMYGoLIYhk

¿Cuánto tiempo tardarán las organizaciones MRO y operadores en darse de cuenta de los datos que generan y en su potencial uso?

Si estás interesado en formarte en Big Data y Machine Learning en el sector de la aviación, pronto podrás hacerlo visitando la web:

https://visionairtechnics.nubily-educa.com/educa/courses/menu.html?account=visionair