Ya hace un año del accidente del vuelo 320 de Ethiopian Airlines en en el que se vio involucrado un Boeing 737 MAX. Es ahora cuando se conocen más detalles del mismo, y a diferencia de lo expuesto en el primer informe preliminar, esta vez si se hace mención al MCAS, sistema ideado para evitar el encabritado de los motores. Según el informe, este sistema sería uno de los principales responsables del accidente, pues se activó inadvertidamente tras el fallo del sensor izquierdo del ángulo de ataque, al igual que ocurrió en el accidente del vuelo 610 de Lion Air el pasado 29 de octubre de 2018.


Tras la lectura del informe, se desprenden las siguientes factores contribuyentes y valoraciones personales:

Cada vez se tienen más datos sobre los posibles factores contribuyentes, pero hará falta profundizar mucho más en aspectos de control para que el Boeing 737 MAX vuelva a surcar los cielos.