Informe provisional 737 MAX Ethiopian Airlines

Ya hace un año del accidente del vuelo 320 de Ethiopian Airlines en en el que se vio involucrado un Boeing 737 MAX. Es ahora cuando se conocen más detalles del mismo, y a diferencia de lo expuesto en el primer informe preliminar, esta vez si se hace mención al MCAS, sistema ideado para evitar el encabritado de los motores. Según el informe, este sistema sería uno de los principales responsables del accidente, pues se activó inadvertidamente tras el fallo del sensor izquierdo del ángulo de ataque, al igual que ocurrió en el accidente del vuelo 610 de Lion Air el pasado 29 de octubre de 2018.


Tras la lectura del informe, se desprenden las siguientes factores contribuyentes y valoraciones personales:

  • El curso de diferencias proporcionado por el fabricante a las tripulaciones para pasar del Boeing 737 NG al 737 MAX fue insuficiente, como recientemente ha reconocido Boeing. Será clave ahora el entrenamiento en simulador de este tipo de fallo.
  • No hubo ningún warning en cabina que avisase a las tripulaciones de la diferencia de lecturas entre los dos sensores de ángulo de ataque.
  • Un error de diseño en esta lectura permitió que hubiese una diferencia de casi 60 grados entre los dos sensores desde el inicio del vuelo. El motivo es muy sencillo: sus diseñadores establecieron que la lógica de fallo sería cuando los sensores alcanzasen valores fuera del rango físico.
  • El funcionamiento inadecuado del MCAS fue supeditado a la lectura de un único sensor, lo cual entra en conflicto con la redundancia de la mayoría de sensores y sistemas.
  • En cuanto a la Seguridad Funcional del sistema MCAS, no se evaluaron los peligros asociados al fallo del sensor de ángulo de ataque y tampoco la interacción que esto tuvo con el piloto automático.
  • Y por último, la dificultad de las tripulaciones para actuar sobre los mandos una vez el MCAS se activó fue un agravante más para terminar perdiendo el control de la aeronave. Entendemos que los servo tabs no sirvieron de ayuda a la hora de tomar el control con el MCAS activado.

Cada vez se tienen más datos sobre los posibles factores contribuyentes, pero hará falta profundizar mucho más en aspectos de control para que el Boeing 737 MAX vuelva a surcar los cielos.

Tags:

Deja un comentario